17 jul. 2017

Reseña: El buque fantasma

Dietlof Reiche

Ed. Salamandra

Sinopsis:                                                  
En un pequeño pueblo de la costa del mar Báltico, Lena aprovecha las vacaciones veraniegas para ayudar en el restaurante de su padre, cuyo interior está decorado con un impresionante mascarón de proa llamado Borrasca, perteneciente a un barco naufragado en el siglo XVIII. A Lena le encanta esa magnífica pieza con forma de cabeza, que parece mirarla con sus ojos de cristal llenos de secretos y promesas de aventuras. Y, precisamente, cuando un restaurador se dispone a trasladarla a su taller, ¡comienzan a suceder cosas extrañas y emocionantes! Para empezar, Lena conoce a Félix, un chico tan ávido de desentrañar misterios como ella y, poco después, lo más increíble de todo... la orilla del mar se retira varios kilómetros, dejando al descubierto el esqueleto de un barco. ¿Qué significará todo aquello? El instinto le dice a Lena que el buque fantasma que yace en la playa tiene mucho que ver con ella y con sus antepasados.

Opinión personal                                                                                             
Una novela estupenda para el veranito, especialmente indicada para lectores que no desean empezar con una extensa serie o han terminado de leer alguna. Es un libro único, sin continuación, delgadito y bastante entretenido.
La obra está dividida en tres partes. La primera (y la segunda) empieza con un prólogo que me ha gustado mucho, sobretodo por la creatividad que demuestra el tallista: ¡el capitán del Borrasca le ha encargado un mascarón! Y sólo tiene tres días para tallarlo...
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
–Imposible –respondió Jacob Barlacher, haciendo un gesto negativo con la cabeza–. No es posible tallar una figura en tan poco tiempo.
_ _ _ _ _

¿Sabéis qué es un mascarón de proa? Gracias a las películas de piratas seguro que sí ya que habréis visto más de uno. Y si no os fijasteis, aquí tenéis la respuesta: un mascarón es una figura de madera que recibía el nombre del buque en que se instalaba (en la parte delantera = proa). Se suponía que lo guiaba a través de cualquier peligro y lo protegía de monstruos marinos, tormentas y piratas. Ah, y requería su tiempo fabricarla. ¿Cómo creéis que lo consigue? Porque obviamente lo consiguió; el barco zarpó... y, más adelante, naufragó.
Y perdió la cabeza. Borrasca perdió la cabeza. Una cabeza muy especial. Una cabeza con ojos de cristal... Y que en el primer capítulo (y en nuestra época) se halla expuesta en el Salón de Moluscos, un restaurante cuyas paredes están cubiertas de tintineantes caparazones. Y en el que trabaja como camarera Lena, una muchacha de doce años.
Quizá fue por la narración en tercera persona que no conseguí “conectar” con ella: como protagonista ni me va ni me viene. Prefiero al tallista y al capitán, originales hasta la médula; o, incluso, a Rosa Rot. Aún así cumple su función en la trama. Su misión.
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Y ése era el motivo por el que sabía que morir no implicaba la muerte, sino que después vendría algo más: algo horrible.
_ _ _ _ _

La trama gira entorno al buque fantasma, cuyo oscuro pasado Lena y Félix tratarán de desvelar. Ese es “misterio principal", alrededor del que orbitan otros misterios de menor importancia, y en el que están interesados un par de avariciosos. Es una lectura fascinante... Y las páginas giran veloces (¿qué ocurrida ahora?), aunque hay un momento hacia el final de la segunda parte en el que me costó un poco avanzar.
En cuanto al “cómo" se resuelve el problema... Al principio me decepcionó, me decepcionó porque me pareció que Lena no había tenido que hacer prácticamente nada, pero, si sigues leyendo, te sorprendes, te das cuenta de que el asunto es más complejo de lo que parece. Te das cuenta de que tiene sentido.
Aunque la historia no termina allí: en la (breve) tercera parte ocurre algo que te dejara con la boca abierta. Las ideas que tuvo el capitán son una pasada, pero sin duda esa es mi preferida: es alucinante.
Aventureros, apuntad: una aventura veraniega con un misterio fascinante y secretos (yo prefiero llamarlos “sorpresas" ;) ) con los que vais a flipar. ¡Tenéis que darle una oportunidad a esta novela!

Frase:                                                                                                                 
El timonel: [...] transformó a los hombres, incluso a los piadosos, en codiciosos y sumisos... dos cualidades que, juntas, fomentaban de manera inevitable la brutalidad de las personas. [...]

Puntuación                                                                                                       
☆☆☆☆
ME GUSTA

2 comentarios:

  1. Hola! Somos nuevas por aquí y nos quedamos como nuevas seguidoras ;) Tomamos nota de esta serie de libros para cuando acabemos las que tenemos empezadas. Como dices puede ser una lectura fresca que nos despeje de otras más densas.
    Un beso
    Marta y Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenidas! Espero que os guste el blog. :) Me paso por el vuestro.
      Un saludo desde aquí.
      P. D. El buque fantasma no es una serie, es un libro "único". Por si al final os animáis a leerlo un poco antes ;)

      Eliminar