27 may. 2015

Relato: El vestido

Para la iniciativa Cuéntame un cuento del blog "Dragones Literarios"
MES DE MAYO (PALABRA: ROJO)

     Cuando Ariadna entró en su habitación, descubrió a su hermana menor rebuscando en su armario. Las prendas descartadas se acumulaban en el suelo, tiradas de cualquier manera.
     ─¿Se puede saber qué estas haciendo? ─la increpó Ariadna, enfadada.
     ─¿Y a ti qué te importa? ─Sara cogió una camiseta blanca con flores rojas y, tras examinarla, la arrojó al suelo con las demás. Le puso un pie encima y siguió desvalijando el armario de Ariadna─. El vestido que te compraste ayer... ¿Dónde está?
     Así que es eso.
     ─No me compre ningún vestido ─mintió. Si le hubiera preguntado cómo sabía lo del vestido, Sara no se lo habría dicho. En cambio, de ese modo...
     ─Te oír hablar de él. Anoche, cuando llegaste con la estúpida de tu amiga.
     ─¡No lo tengo! ─Era cierto; lo había dejado en casa de Elena. Por suerte.
     ─Vale... No me dejas otra opción. ─Sara cogió aire y se dirigió hacia la puerta. Ariadna le bloqueo el paso; no pensaba dejar que se marchara sin recoger su ropa─. ¡Mamá! ¡Ven! ¡Tienes que ver lo que ha hecho Aria!
     Treinta y cinco minutos después, Ariadna se dejó caer en su cama con el móvil en la mano.
     "No voy a poder ir a la fiesta. Estoy castigada", escribió. Con un suspiro, le envió el mensaje a Elena.
     Su madre la llamó desde abajo. Con desgana, dejo el móvil sobre la colcha y salió de su habitación.
     Al llegar a la cocina, Ariadna la encontró con Sara que, vestida con una minifalda y un top de lentejuelas plateadas, estaba preparada para irse.
     ─Ve a abrir la puerta ─le ordenó su madre, dejando de alabar por un instante a la predilecta de la casa─. Están llamando.
     ¿En serio?
     Si replicaba, el castigo sería mayor. Ariadna tuvo que repetírselo mentalmente un millón de veces, al ver cómo Sara le sonreía burlona. Furiosa, hizo lo que le habían pedido.
     No esperaba encontrarse a Elena, descalza y portando una caja de cartón.
     ─Vengo a rescatarte ─susurró su amiga─. ¿Dónde está tu madre?
     ─En la cocina, con Sara.
     ─¿De espaldas?
     Ariadna hecho un vistazo para asegurarse.
     ─Sí.
     ─Si te pregunta, unos críos han salido corriendo. ─ Elena se dirigió a la escalera y empezó a subirla tan deprisa como podía sin hacer ruido. Ariadna rezó para que no se le cayeran los zapatos de encima de la caja.
    ─¿Quién era? ─le preguntó su madre.
    ─Unos niños...
    ─Vete a tu habitación. 
    Encantada.
    ─¿Qué le ha pasado a tu armario? Tiene el mismo aspecto que tendría alguien si se hubiera tropezado con un zombie y este le hubiera arrancado los intestinos. ─Elena extrajo el contenido de la caja: un vestido rojo, unas medias negras y unas bailarinas. Ariadna se lo contó─. No me extraña, vas a estar preciosa. Y sin parecer una bola de discoteca. ─Ariadna supuso que, cuando pasaba a toda prisa por delante de la cocina, habría visto su hermana de pasada. ─Venga, pruébatelo.
    El escote era abierto, así que subía delatera. Y la falda de vuelo, larga hasta debajo de las rodillas, ayudaba a esconder caderas y piernas. Ariadna se quedó quieta delante del espejo; acababa de percatarse de algo importante.
    ─Sara me vera. ─Era imposible que eso no ocurriera; iban a la misma fiesta. Si se lo contaba a tu madre...
   ─YA estas castigada, así que no creo que notes la diferencia. Al menos después de haber ido a la fiesta más alucinante del mundo cumplirás el castigo con una sonrisa en el rostro.
─Gracias ─masculló Ariadna.
─No hay de qué. ─Elena se quedó callada un momento.─ Ah, será mejor que te des prisa o mi hermano se cansara de esperar.─ Se puso los zapatos y se levanto de la cama de Ariadna, donde había estado sentada, y comprobó que el vestido no se le hubiera arrugado.─ Está esperándonos en el coche.
    Mientras su madre estaba en su despacho, respondiendo a la llamada del hermano de Elena, se escabulleron por la puerta principal.
    ─Ya pensaba que no ibais a venir. ─Toni dejó el móvil en la guantera.

4 comentarios:

  1. Holaa.
    Gracias por participar en la iniciativa :D Muy bueno relato, sigue así ^^
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar